Bienvenida

El Tercer Congreso Iberoamericano sobre SINDROME DE DOWN que celebraremos en Monterrey en octubre del presente año, es una continuación de un esfuerzo que a nivel Iberoamericano iniciamos desde mediados del año 2000 y que comenzamos a cristalizar con el Primer Congreso Iberoamericano sobre Síndrome de Down celebrado en Buenos Aires, Argentina, en Mayo de 2007 y en el cual un grupo de instituciones que participaron en la organización, acordaron que el siguiente congreso se celebrase en España, lo cual se materializó con la realización del Segundo Congreso Iberoamericano sobre el Síndrome de Down en Granada, en Mayo de 2010 (http://www.granada2010down.org). En este Congreso se aprobó la creación de la Federación Iberoamericana de Síndrome de Down, la cual se logró darle validez legal a partir de agosto de 2011, teniendo como sede Madrid, España gracias al apoyo de Down España, a quien va nuestro reconocimiento

Cumpliendo con un compromiso adquirido en Buenos Aires¸ en 2007, la Asociación Down de Monterrey solicitó la sede del Congreso fijando como fecha de realización octubre del año en curso, pues desde un principio se acordó que estos congresos se celebrarán cada 3 años. Es para FIADOWN un gran orgullo y satisfacción ser quien presida este congreso con el apoyo de todos sus asociados entre los que debemos destacar a Down España, Down Monterrey y ASDRA.

Expresemos nuestro agradecimiento a la Universidad Autónoma de Nuevo León, a la Universidad de Monterrey, a la Universidad de Extremadura, al DIF Estatal y particularmente al Gobierno de Nuevo León por sumarse a este evento de carácter internacional que busca lograr con ello una mejor calidad de vida para todas las personas con síndrome de Down en Iberoamérica, logrando a su vez el reconocimiento de sus derechos, conforme a la convención aprobada por la ONU el 13 de diciembre de 2006 en su septuagésima sexta sesión plenaria.

Esperamos que todos los asistentes a este congreso, no solo queden satisfechos con los temas que en el trataremos, sino que también obtengan información que les sirva para solucionar las inquietudes y necesidades para quienes tengan entre ellos a una persona con síndrome de Down y que además busquen replicar en sus respectivas áreas de influencia los modelos exitosos que se expondrán en este congreso, pues ello significará la multiplicación exponencial de nuestro esfuerzo, siempre en beneficio de las personas con síndrome de Down.